Papa Pio Xii - Eugenio Pacelli   E-mail "cfmssc@corredentrice.it"   Ecce Fiat Magnificat   Benedictus XVI - Joseph Ratzinger

Congregazione

Figlie Maria SS. Corredentrice

Home Su News Contatti Ricerca Sommario

Reseña
Su Reseña Oración

 

Congregazione Figlie di Maria SS. Corredentrice - Congregation Daughters of Mary, the Most Holy, Co-Redemptrix

Home
Su

Sito ufficiale della Santa Sede

L'Osservatore Romano Quotidiano ufficiale della Santa Sede

Radio Vaticana - La voce del Papa

Chiesa Cattolica Italiana Sito ufficiale della C.E.I. - Conferenza Episcopale Italiana)

Sir - Agenzia Servizi Informazione Religiosa

Sat2000 - Il Network radio-televisivo via satellite dei cattolici italiani

Avvenire - Quotidiano nazionale d'ispirazione Cattolica

RAI "A Sua Immaggine" - Il sabato: dalle 17.10 alle 17.40 1^ parte: A sua immagine e 2^ parte: A Sua immagine – Le Ragioni della Speranza - La domenica: il settimanale di comunicazione religiosa - Gli speciali: In onda nelle festività più importanti

Almo Collegio Capranica

Amici del Seminario di Milano - Seminario Arcivescovile Pio XI (Venegono Inferiore) e Seminario S. Pietro Martire (Seveso)

Missioni Consolata

Famiglia Cristiana

Centro Sportivo Italiano - Dai Valore allo SPORT

L'Avvenire di Calabria - Settimanale delle Diocesi di Reggio Calabria - Bova (RC) - Locri (RC) - Gerace (RC)

Lista dei Siti Cattolici in Italia a cura di Francesco Diani

Totus Tuus Network

Noi Cattolici - Portale Cattolico Italiano

La Sierva de Dios ROSELLA STALTARI Religiosa de las Hijas de Maria SS. Corredentora

La Sierva de Dios ROSELLA STALTARI

Religiosa de las Hijas de Maria SS. Corredentora

Antonimina (Reggio Calabria) Palermo
3 de Mayo 1951  4. Enero 1974

 

RESEÑA DE LA SIERVA DE DIOS ROSELLA STALTARI

    Rosella Staltari puede definirse como una hija de su tiempo y del ambiente propio del sur de Italia, en el cual nació y vivió.

            En una localidad áspera y perdida, denominada “Cacciagrande”, que se encuentra en la localidad de Antonimina, en la zona de Regio Calabria (RC), florece y pasa como un rocío la vida de esta tierna joven. Rosella fue la tercera de tres hijos del matrimonio compuesto por Antonio y Maria Reale.

            A la distancia de pocos meses, a causa de una inundación, la muy pobre familia Staltari encuentra refugio en Marrapodi, en la misma RC.  A la edad de dos años, Rosella pierde trágicamente a su madre debido a una banal caída.

            Así, huérfana de madre, encuentra acogida en el Instituto “Scannapieco” en donde permanece hasta la edad de catorce años.  En el transcurso de estos años se desarrolla una profunda vida espiritual, misma que se refleja en algunos pasos de su epistolario y diario espiritual.

            Sus años de infancia y adolescencia están caracterizados de múltiples privaciones y de un sufrimiento terrible producto de la falta de afecto.  Todo ello incide en el ánimo y la salud de Rosella, una joven sumamente sensible.  Ella misma a los 16 años escribe:

“Era todavía niña y me parecía de haber vivido ya suficiente. Me parecía tener muchos más años y de no necesitar a ninguno; no me había dado cuenta que el dolor me había hecho madurar a grandes pasos”.

            Al terminar la escuela media en la ciudad de Locri (RC) es transferida a la capital, a Regio Calabria, en donde operan las Hijas de María Corredentora, quienes tienen una casa-hogar para jóvenes huérfanas, con situaciones familiares difíciles o necesitadas.

            Su ingreso, el 15 de octubre de 1965, en el nuevo Instituto es un fuerte estímulo que le hace recuperar luz, orden y una decisiva orientación a los valores genuinos que estaban escondidos como perlas preciosas en su vida interior.  En este Instituto se encontrará con un santo sacerdote, el Padre Vittorio Dante Forno, Fundador de la Congregación Religiosa, así como con la Directora del mismo Instituto, la Señorita Maria Salemi, colaboradora del proyecto de fundación.  Ambos, serán las guías espirituales de Rosella en su camino ascético y místico, y principios de referencia espléndidos en cuanto a la paternidad del primero así como la maternidad cálida de la segunda.

            En ese nuevo ambiente lleno de acogida y de gratificaciones, muy distinto a aquel en el que vivía Rosella, termina sus estudios de secretaria y posteriormente de maestra para niños.

            Rosella no parece muy distinta a las otras jóvenes de su edad.  Lleva a cabo su vida con las dificultades comunes, considera que tiene un carácter difícil y se define a sí misma como un poco salvaje.  Sin embargo, en el interior es muy distinta a las demás en tanto que revela una consistencia interior excepcional, una capacidad atípica de autocontrol, una despreocupación por su persona, así como una disposición poco común al sacrificio y al servicio.  No le gusta llamar la atención.  Tal era ésta su voluntad, que en su diario espiritual de la adolescencia escribe:

“Haz, Dios mío, que pase sobre la tierra de manera inadvertida”.

             El Padre Carmelita Graciano Pesenti ha escrito una frase significativa que describe la vida espiritual de Rosella, ésta dice: “Sonrisa, serenidad de rostro, gracia en su trato confirmaban un delicado y receptivo estado de ánimo”.

             Rosella mantuvo una constante y nutrida correspondencia con los superiores del Instituto, en tanto que, ella misma, afirmaba que dado su pésimo carácter no era capaz de expresarse verbalmente, por lo que debe hacerse ayudar de sus escritos para caminar en su vida espiritual.

             Dos pensamientos breves de esta nutrida correspondencia nos dan idea de su persona.  El primero corresponde a una carta dirigida al citado Padre Forno en el año de 1968, a la edad de 17 años, en donde decía:

 “Querido Padre, quisiera que Usted sea mi Director Espiritual, con el fin de que al conocer mi alma pueda Usted arrancar cualquier cosa que pueda mínimamente distraerla o alejarla de la verdadera luz que es Cristo”.

            Posteriormente, en el mismo año, escribió a la Directora:

“Quisiera confiarme a Usted, quisiera que Usted me enseñe a amar a Jesús, a seguirlo y a hacerme toda suya”.

            Las palabras amor y luz son las coordenadas de base en el lenguaje de Rosella; palabras que se entrecruzan y se reencuentran sin pausa hasta alcanzar proporciones insospechadas.

            En un estudio sobre la espiritualidad de Rosella, María Papascoli expresa que:

“Su correspondencia es el hilo conductor para seguir el camino de una corta vida,  hecha de nada,  sobre el perfil externo de una cotidianeidad de actos y actitudes que dejaban en ella un eco vivo y profundo parecido al que hubiera podido dejar un grande suceso”.

            Son ejemplares los sentimientos de confianza, de respeto, de total sumisión y de benevolencia que Rosella tiene para con sus superiores.  Las cartas a ellos dirigidas son dictadas de sentimientos traducidos en actos concretos que demuestran la creencia firme del Evangelio, sobre todo a las palabras del apóstol Lucas (10, 16) “quien a ustedes escucha, a mí me escucha”.

            Rosella, desde la niñez tenía una devoción sincera a la Virgen María. Cada vez que recurría a la Virgen lo hacía con visible y extraordinario celo.  Cada página o carta escrita por ella, contiene el saludo “Ave María”.  Aquí una de sus innumerables invocaciones:

“Dame tanto amor Santísima Virgen María, que deje en mi alma la huella de tu Jesús”.

            La configuración a Cristo en el dolor constante en la vida de Rosella, es también una de sus características.  Ella misma lo afirmaba: “Mi dolor escondido, nadie lo ve, pero igualmente me atormenta”.

            El sufrimiento más agudo acrisola el espíritu de Rosella y la dispone siempre a exigencias más profundas. Un ejemplo de esa tensión interior la encontramos cuando se pregunta: “¿Dónde estás, ¡Jesús!, cuando me siento terriblemente sola? ¿Por qué te escondes?”

            Rosella es un ejemplo de una mirada fija en la trascendencia, que le permite una madurez espiritual que la hace abrazar plenamente la vida religiosa.

            El Padre Carlo Cremona describe así tal decisión en la vida de Rosella:

“Rosella caminaba trazando un camino sobre las espinas y en su salvaje sensibiliad se había enamorado de Jesús como una mística”.

            A pasos agigantados, el 2 de julio de 1973, Rosella irrumpe solemnemente con un canto vigoroso que salía desde lo más profundo de su alma porque con la Profesión Religiosa puede finalmente dar su sí a Jesús, decía:

“Este sí, me ligará a Ti para siempre, y por ello quiero que sea pronunciado de una manera generosa, ilimitada y sobre todo que muestre mi gran amor a Ti y a tu cruz”.

            Rosella se injerta rápidamente en la espiritualidad de las Hijas de María Corredentora que tienen como objetivo “formar almas que se ofrezcan como hostías por los sacerdotes, en la misma actitud de la Virgen Corredentora, en el silencio, en la contemplación, en el trabajo, en la inmolación a la voluntad de Dios, conocida, aceptada y amada”.

            Rosella cree firmemente que para seguir a Jesús, de manera radical, es necesario desprenderse de todo y de todos, y con la madurez típica de una mujer ya entrada en los caminos del Espíritu sugiere, ya como parte de lo que fuera su testamento espiritual, a los 22 años, antes de moriri, lo siguiente:

“Rosella, si te has dado toda a Jesús,

debes aprender a encontrar toda respuesta en Jesús,

aquello que encuentres lejos de Él,  será nada”.

*****************************************

ORACIÓN (Para obtener la glorificación de Rosella Staltari)

 

         

 

Indirizzo - Address

Casella Postale/P. O Box N. 257

C.A.P./Zone Code International - 89100

Città/City - Reggio di Calabria (RC) - Italy

 

Inviare a webmaster (Giobar) un messaggio di posta elettronica contenente domande o commenti su questo sito Web.
Ultimo aggiornamento: lunedì 25 maggio 2009 00.09.08 +0200
Copyright © 11 agosto 2000 - 2009 Congregazione Figlie Maria SS. Corredentrice
 Tutti i marchi citati in queste pagine sono Copyright © dei rispettivi proprietari

 Internet Iexplporer 8 Sito ottimizato per "Mozilla Firefox"